FANDOM


Evento de Halloween: 22 de octubre – 2 de noviembre

Tan inexorable como la creciente oscuridad que desvanece el sol de verano en una memoria lejana, se acerca el día en el que Hiboria vuelve a caer en sombras. Unas sombras que rasgan los confines que separan el mundo de los vivos de los reinos de la muerte. Las fuerzas de la oscuridad y del terror, de las historias que los ancianos usaban para atemorizar a los más jóvenes, vuelven para poner a prueba la delgada línea que separa la cordura de la locura.

Estos cuentos están llenos de rumores sobre almas atribuladas que hace tiempo abandonaron a sus mortales huéspedes y sobre avisos del tiempo en el que los cadáveres bailan con voraz apetito y oscuros deseos. A menudo estas historias se consideran como cuentos de otra época, mitos o simples fantasías creadas para asustar, pero lejanas a la realidad. Sin embargo, quienes se han adentrado en las tierras de Hiboria saben que es diferente, muy diferente.

Quienes se han enfrentado a estas oscuras noches de Hiboria sabe muy bien lo que significa: Las noches de las almas perdidas se acercan de nuevo. En Las noches de las almas perdidas estas fuerzas ancestrales se componen de carnes y hueso y llegan para aterrorizar a los vivos mientras puedan.

Si decides enfrentarte a esta maldad podrías encontrarte frente a frente con estas almas torturadas, antaño guerreros. Solamente los que sean lo suficientemente fuertes como para soportar el miedo, aguantar la mirada a la muerte y escupirla a la cara, solo estas almas valerosas podrán al final arrancar recompensas de las letales manos de los no muertos.


Con dos misiones individuales y una en equipo adicional, los jugadores tendrán que encontrar y derrotar a tres almas perdidas. Las misiones te llevarán a lugares que creías conocer, pero en esta época del año se proyecta una sombra sobre las cosas que una vez creíste familiares. Al igual que con los eventos del año pasado, hay algunos objetos fantásticos y divertidos de temporada que podrás adquirir. Quienes se atrevan a buscar a las almas perdidas se verán a sí mismos frente a los peligros que acechan más allá del calor de la lumbre.